El Nuncio Apostólico expresó su gratitud por haber sido invitado a la diócesis

A días de su visita a la Diócesis de Mar del Plata, el Nuncio Apostólico de su Santidad, Monseñor Emil Paul Tscherrig envió unas breves, pero sentidas palabras de agradecimiento a Monseñor Antonio Marino por haber sido invitado a nuestra diócesis. Durante su visita participó con mucha alegría de la Marcha de la Esperanza, y también de la misa de acción de gracias por la beatificación de la Hermana Crescencia Pérez. También tuvo oportunidad de recorrer la Estancia Santa María de la Armonía y de conocer la obra que llevan adelante las Servidoras en aquel lugar.

Aquí les dejamos las palabras de Monseñor Tscherrig a nuestro Obispo.

Nunciatura Apostólica Buenos Aires

Buenos Aires, 3 de diciembre

Excelencia,

Tengo el inmenso gusto de dirigirme a Usted para expresarle mi profunda gratitud por el don de haber sido invitado a la impresionante Marcha de la Esperanza, que sin duda es un gran testimonio de Fe.

Conservo, sinceramente, los mejores recuerdos de las celebraciones vividas el pasado fin de semana en la Diócesis de Mar del Plata. Ruego haga extensivo este agradecimiento a las personas que han colaborado para la organización de la visita.

Mientras le aseguro un recuerdo especial ante el Señor por la misión que le ha conferido, aprovecho para confirmarle mis sentimientos de deferente atención.

Emil P. Tscherrig

Nuncio Apostólico

saludo del Sr Nuncio.pdf