Con una misa, el obispo dio inicio “Año de la Vida Consagrada”

Con una misa presidida por el obispo de la diócesis de Mar del Plata Monseñor Antonio Marino en la Capilla Divino Maestro de las Hermanas Pías Discípulas, se dio inicio al Año de la Vida Consagrada por el Papa Francisco y que durará hasta el 2 de febrero de 2016. Estuvieron presentes hermanas y sacerdotes de las distintas congregaciones que conforman la diócesis.

El Papa Francisco envió días atrás un mensaje a los religiosos y consagrados de todo el mundo para pedirles que contagien su alegría y sean valientes, al tiempo que los alentó a que “con la fuerza del Espíritu Santo que los acompaña, vayan por los caminos del mundo y mostrad la potencia innovadora del Evangelio (…) que puesta en práctica puede también hoy dar respuesta a todos los interrogantes del hombre”.

En ocasión del Año de la Vida Consagrada, el Pontífice también ha dispuesto conceder la indulgencia plenaria para todos los fieles, siguiendo las condiciones habituales: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre.