La Iglesia Diocesana de Mar del Plata misionó en el Hospital Interzonal General de Agudos

Durante la última semana, sacerdotes, seminaristas y laicos, participaron de la misión que se desarrolló en el Hospital y la Parroquia Nuestra Señora del Huerto.

El seminarista de Asunción Juan Cruz Mennilli contó que "desde el sábado, con los seminaristas Gonzalo Domench, de Nuestra Señora de la Merced de Quequén y Gastón Buono de la Asunción al igual que yo, estamos compartiendo con los padres Fabián Yanes y Raúl Escudé en la Parroquia Nuestra Señora del Huerto".

"Allí visitamos las comunidades de Nuestra Señora del Carmen y de Nuestra Señora de Guadalupe, en las que celebramos juntos la Eucaristía y compartimos un almuerzo en la comunidad de Guadalupe. También en la sede parroquial contamos acerca de nuestra vocación y el jueves hubo una adoración" agregó el seminarista.

ACTIVIDADES EN EL HOSPITAL:

"Comenzamos el domingo, día en el que acompañados por algunos miembros de la Pastoral Diocesana de la Salud que van todas las semanas, recorrimos el lugar y conocimos al personal y las salas a las que íbamos a ir. Terminamos esa visita celebrando la Misa a las 12 en el pasillo del segundo piso, junto al oratorio. A la misma asistieron miembros de la Pastoral, como así también algunos pacientes y familiares de los mismos, junto con algunos miembros de la Parroquia del Huerto" contó Juan Cruz.

El seminarista relató que "desde el lunes estuvimos visitando a los pacientes, con los cuales conversamos y rezamos, y algunos de ellos que lo solicitaron, recibieron los sacramentos de manos del padre Raúl. Para el día martes habíamos hecho una invitación abierta a los miembros de las Parroquias y Movimientos de la diócesis para que nos acompañaran a la misión. Comenzamos la jornada a las 9.30 en la Parroquia del Huerto, en donde compartimos un momento de oración a la luz del Evangelio del Samaritano, y luego reflexionamos con algunos párrafos del Santo Padre en su exhortación Evangelii Gaudium. Luego dimos algunas indicaciones prácticas y fuimos al hospital. Vinieron alrededor de 40 personas".

Por último contó que "en el hospital, se expuso el Santísimo, el cual permaneció para la adoración hasta que terminamos la misión. Luego se visitó a todos los enfermos. Terminamos con el Rosario frente a la Ermita de Schoenstatt a las 13.30 horas al cual asistieron voluntarias de las Hijas de María que tienen su apostolado en el hospital. Con esta misión quisimos testimoniar una Iglesia en salida como nos pide el Papa, y estar cerca de los hermanos que sufren o están solos, llevando el consuelo y la presencia de la Iglesia, que los tiene muy presente en su oración y su misión".