24 horas para el Señor | Jornada de reconciliación