“Se unieron por la paz y el cuidado de la Casa común” | Necochea – Parroquia de Lourdes

En Necochea, diferentes cultos alzaron la voz por la paz y el cuidado del medio ambiente.

En el monumento a San Francisco de Asís, que está ubicado en la avenida 2 y Pinolandia de Necochea, se llevó adelante un encuentro interreligioso. Tomaron parte los sacerdotes Francisco Ardanaz, Jesús Domaica y José Luis Serre, este último como párroco de la comunidad organizadora. También estuvo presente el obispo de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el padre Gerasim, quien llegó desde Mar del Plata acompañado por una comitiva de su comunidad.

A este evento masivo, que se realizó por primera vez en la ciudad, fueron invitados los diferentes cultos oficiales locales. Sólo participaron del evento representantes católicos y ortodoxos, haciendo constar que es el primer paso de un compromiso por la paz y el cuidado del medio ambiente, no sólo de los pastores, sino de la comunidad entera.

Luego de una reflexión a cargo de la comunidad de Lourdes, el presbítero Ardanaz fue el primero en decir algunas palabras sobre el santo de Asís, quien comparó la época de San Francisco con el tiempo que vive la Iglesia en el mundo actual, rememorando aquellas palabras recibidas del mismo Cristo: “Francisco, repara mi Iglesia”. Luego tomó la palabra el padre Gerasim, obispo de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Agradeció la invitación y destacó cómo la comunidad parroquial movilizó a tanta gente a pesar del frío y del viento. Sobre el gesto del olivo afirmó que “es necesario recordar que somos nosotros los que debemos trabajar por la paz” y que “a partir de este momento este simple árbol pase a llamarse el «árbol de la fe»”. Finalmente el padre José Luis Serre motivó a seguir trabajando por la paz y el cuidado del medio ambiente, en una ciudad bendecida por Dios con una variedad de paisajes y recursos naturales. Como broche de oro del acto se procedió a plantar el olivo y a soltar una paloma, como símbolo de paz y unidad, interviniendo primero los representantes de los cultos, y luego los niños y jóvenes. Los grupos de catequesis familiar representaron el “cántico de las creaturas”, de San Francisco de Asís, patrono de la ecología.

Acompañaron también este evento diferentes asociaciones civiles que trabajan por la paz y el medio ambiente, entre ellas la Comisión Ecológica Geodemeter (padrinos del monumento al santo), la asociación civil “Alfredo Marcenac” e integrantes de la Diplomatura por la Paz, de la UNICEN. También se destacó la presencia de otras congregaciones religiosas, de familias de la catequesis e integrantes del Movimiento Juvenil Diocesano, pertenecientes al decanato 4.