Fieles católicos se reunirán mañana para celebrar Corpus Christi

Mañana sábado 28, cientos de fieles se reunirán en la Iglesia Catedral para participar de la celebración de la solemnidad del Corpus Christi. La misa será a las 15 y estará presidida por el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino y concelebrarán decenas de sacerdotes. Como es tradición, se realizará la procesión por las calles del centro de la ciudad, siendo éste, el único momento del año en que el Santísimo Sacramento, sale del sagrario y es llevado en procesión; así todos los fieles católicos manifiestan públicamente su fe. Se espera la presencia de autoridades civiles, de las fuerzas vivas de la ciudad y abanderados de los colegios católicos.

Este año el lema que convoca a los fieles católicos marplatenses es, "Misericordiosos como el padre" y esta celebración se enmarca en el jubileo extraordinario del Año de la Misericordia, convocado por el papa Francisco, que se extiende hasta noviembre de este año. “Creemos en la presencia real de Jesús en el pan y el vino consagrado. Dios se queda como alimento para nuestro caminar. La eucaristía, la celebración de la misa, es el centro de la vida del cristiano católico: todo brota de allí y todo tiende, culmina allí” explicó el presbítero Gabriel Mestre, vicario de la diócesis y párroco de la Catedral, sobre el sentido de esta celebración.

La misa del Corpus Christi, comenzará a las 15 y luego se realiza la procesión llevando en andas al Santísimo Sacramento y recorriendo por Mitre hasta Rivadavia, de allí hasta Catamarca y luego retomando por San Martín hasta las escalinatas. En el peregrinar, Jesús en la eucaristía, será escoltado por los monaguillos de las distintas comunidades de la ciudad y el grupo de los niños adoradores que se reúnen en la Catedral. “La peregrinación tiene como sentido dar testimonio público de lo que creemos. Es el deseo de bendecir con la presencia del Señor todas las personas, familias, lugares y espacios de nuestra ciudad. Simbólicamente lo hacemos sólo por algunas calles del centro pero es extensivo a todos en Mar del Plata”, expresó Mestre. Al llegar nuevamente al templo mayor de la ciudad, en las escalinatas el obispo realizará la bendición con el Santísimo para todos los presentes.

La celebración del Cuerpo y la Sangre de Jesús

Esta celebración de la Iglesia Católica venera el Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo. Como solemnidad fue establecida en 1264 por Urbano IV para celebrar la presencia real y, al mismo tiempo, sacramental de Cristo en la Eucaristía. Es común en este día que se realicen procesiones llevando por las calles el Santísimo Sacramento.

La procesión adquiere en esta fiesta un significado especial, fundamentalmente porque se lleva a Cristo presente en la hostia, pero también porque es la única vez en el año en que el Santísimo es sacado del templo. El objetivo es bendecir públicamente a la ciudad, y que los fieles manifiesten la adoración a Jesús en este sacramento.