Esta semana, monseñor Marino visitará la parroquia San Benedetto Mártir

Como lo viene realizando en distintas comunidades parroquiales, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino visita durante esta semana del 27 de junio al 2 de julio, la parroquia San Benedetto Mártir y Jesús Niño, ubicada en Avenida Edison 2851, Mar del Plata.
Durante estos días, acompañado por el presbítero Luciano Alzueta, párroco del lugar; visitará los grupos de la Legión de María, Renovación Carismática, pastoral de adicciones, Cenáculo de María, Schoenstatt, catequistas, niños y jóvenes, la pastoral de la liturgia y ministros extraordinarios de la Comunión. Cáritas parroquial, la ludoteca, el COPAPA. Hará visita a enfermos, vecinos, familias, y a un geriátrico,

Visitará la escuela Nro. 35 y secundaria Nro. 47, el colegio San Antonio María Gianelli, la sociedad de fomento de barrio Nuevo Golf, la escuela 64, la sala de atención primaria Barrio Parque Independencia y el cementerio.

Cabe destacar, el significado de la visita pastoral del obispo a las parroquias, que son el núcleo fundamental en la vida cotidiana de la diócesis. Decía el papa Juan Pablo II en la exhortación apostólica post-sinodal PASTORES GREGIS:

“La visita pastoral es un auténtico tiempo de gracia y momento especial, único, para el encuentro y diálogo del Obispo con los fieles. El Obispo Bartolomé dos Mártires, que yo mismo beatifiqué a los pocos días de concluir el Sínodo, en su obra clásica STIMULUS PASTORUM, muy estimada también por San Carlos Borromeo, define la visita pastoral quasi anima episcopalis regiminis (ALMA DE TODO EL GOBIERNO EPISCOPAL) y la describe elocuentemente como una expansión de la presencia espiritual del Obispo entre sus fieles. En su visita pastoral a la parroquia, el Obispo ha de dar prioridad al encuentro con las personas, empezando por el párroco y los demás sacerdotes, dejando a unos delegados, si es necesario, el examen de las cuestiones de tipo administrativo. Es el momento en que ejerce más cerca de su pueblo, el ministerio de la palabra, la santificación y la guía pastoral, en contacto más directo con las angustias y las preocupaciones, las alegrías y las expectativas de la gente, con la posibilidad de exhortar a todos a la esperanza. En esta ocasión, el Obispo tiene sobre todo un contacto directo con las personas más pobres, los ancianos y los enfermos. Realizada así, la visita pastoral muestra lo que es, un signo de la presencia del Señor que visita a su pueblo en la paz”.

Para conocer más sobre la visita pastoral, podés acceder en línea al directorio para el ministerio pastoral de los obispos, en el que desarrolla (en el punto 3) el carácter, significado y objetivo de la visita pastoral > http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cbishops/documents/rc_con_cbishops_doc_20040222_apostolorum-successores_sp.html

Anuncios