El obispo presidió la misa en honor a la patrona de la ciudad, Santa Cecilia

Con gran cantidad de fieles que se reunieron en el templo mayor de la ciudad; Monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, presidió ayer la misa en honor a la patrona de Mar del Plata y de la diócesis, Santa Cecilia. Concelebraron varios sacerdotes de la ciudad, entre ellos el presbítero Gabriel Mestre que además de ser el vicario de la diócesis es el párroco de la Catedral, templo que tiene como co-patrona a Santa Cecilia. En el altar se encontraban las reliquias del Santo Cura Bochero, que están peregrinando por la diócesis.

“Éste es uno de los días en los que se intensifica la comunión diocesana. Nuestra iglesia catedral, es también la sede de la parroquia Santa Cecilia, que hoy celebra solemnemente sus fiestas patronales. La célebre santa romana de los primeros siglos es también patrona de la ciudad de Mar del Plata y de toda la diócesis desde su creación”, inició diciendo el obispo en su homilía.

“Hablar de Santa Cecilia es hablar de la belleza de la vida entendida como ofrenda de amor a Cristo”, puntualizó, luego de esbozar algunos pocos datos biográficos de la santa virgen y mártir. Más adelante, refirió “la virgen Cecilia, consagró su amor Cristo y lo mantuvo hasta el extremo de entregar la vida por Él. En el relato de su célebre Pasión nos encontramos con un revestimiento simbólico y con elementos legendarios que no nos deben distraer de lo esencial. Hasta el día de hoy, ella quedó inmortalizada como patrona de la música, precisamente por este pasaje que dice: ‘mientras sonaban los instrumentos musicales, ella cantaba en su corazón a su único Señor: Haz, Señor, mi corazón y mi cuerpo inmaculados y no sea yo defraudada’”.

Finalmente, recordó que el próximo 11 de febrero de 2017, la diócesis de Mar del Plata cumplirá los 60 años de su creación, y expresó que la fecundidad de la Iglesia hoy pasa por “mantener encendida la lámpara de la fe buscando salir para iluminar la vida de los hombres”, ir contracorriente de la mentalidad del mundo “sin dejar de amar a los hombres de nuestro tiempo”, por el martirio de sangre pero también “por la soledad ante el mundo por fidelidad al Señor”.

En el marco de las celebraciones en honor a Santa Cecilia, también se realizó el pasado sábado un encuentro coral en el templo de la Catedral, que engalanó los festejos. También fue un momento solidario ya que los que se acercaron pudieron participar de la actividad a cambio de un alimento no perecedero para Cáritas Catedral. El concierto estuvo a cargo del Coral polifónico con la dirección de la profesora Soledad Gonzalía; el coro Marye Mayo del programa universitario de adultos mayores con la dirección de la profesora Margarita Keudeel; el coro Raíces del conservatorio de música Luis Gianneo con la dirección de Graciela Véspoli y el coro universitario de Mar del Plata de la UNMDP con la dirección del maestro Claudio Sosa.

La homilía completa en > https://iglesiamdp.wordpress.com/2016/11/23/homilia-de-monsenor-marino-en-la-solemnidad-de-santa-cecilia-2/

> Todas las fotos en > https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1188443884577315.1073741924.882362491852124&type=1&l=e1d491c93c

Anuncios