NECOCHEA / Se realizó la 29ª Marcha de la Fe con el lema “Madre, danos tu mirada para caminar como hermanos”

En medio de un sol radiante pero con una leve brisa que amenizaba la tarde, cerca de las 14.30 se iban convocando fieles de todas las edades en la Capilla Inmaculada Concepción –que ese día había celebrado sus Patronales por la mañana- listos para emprender la marcha hacia la Gruta de Lourdes en Costa Bonita. Si bien la “Marcha de la Fe”, ya tradicional en nuestra ciudad, tuvo difusión con afiches en los negocios y notas en radios locales, el diario y el noticiero, hay quienes cada año tienen agendada su cita infaltable con la Virgen en la marcha el 8 de diciembre.

15493972_10211943049078577_1039506597_n

La Coordinadora Zonal del Movimiento Juvenil Diocesano, quien convocó y preparó los detalles de la Marcha, se mostró “más que satisfecha” con el desempeño de esta nueva edición de la tradicional peregrinación ya que –manifestaron- ven “con gran alegría cómo María convoca como madre a todos, niños, jóvenes, familias enteras y hasta personas mayores que realizan la caminata con gran esfuerzo, dando un gran testimonio de fe a todos.”

15494034_10211943048958574_2123363503_nYa pasadas las 15, se dio inicio formal con la bendición del Párroco Mario Fernández, quien destacó en unas breves palabras el sentido del peregrinar. La nutrida concurrencia avanzó por la avenida 74 para encontrarse en pocos minutos en la imagen de la Virgen de Luján que está en la Terminal de micros y luego cruzando el río Quequén y atravesando el Puente Colgante Hipólito Yrigoyen.

 

Cada tramo de la Marcha, dividida entre las diferentes paradas, fue preparado por los grupos juveniles de las diferentes parroquias de la zona, comenzando por Santa Teresita y siguiendo por Santa María del Carmen, quienes reflexionaron e invitaron a rezar por las personas que padecen diversas adicciones. En medio de la marcha, los sacerdotes iban confesando casi ininterrumpidamente desde el comienzo hasta el final. Así,  entre animados cánticos, con aplausos y manifestando gran alegría ante quienes circulaban por la ciudad, se fue atravesando Quequén pasando por la Capilla Nuestra Señora de Luján, el Colegio Divino Maestro y el Hogar Stella Maris. En cada una de esas paradas, además de descansar los peregrinos, se iban sumando aún más personas a la marcha, que en algunos tramos alcanzó varias cuadras.

Ya bordeando el mar, y en el tramo organizado por los jóvenes de la Parr15417008_10211943049038576_645228217_noquia Nuestra
Señora de Lourdes, la marcha se detuvo en un peñón donde hay una imagen de la Virgen, y en lo que fue un momento muy emotivo, los fieles pudieron acercarse al micrófono para expresar en voz alta sus intenciones y así todos rezar por ellas a la Virgen María. Luego entre médanos y el mar, y animados por rezos y cantos, se dirigieron hacia la Gruta de la Virgen de Lourdes en Costa Bonita, donde el sacerdote Juan Cruz Mennilli Caldararo, vicario de la Parroquia del Carmen y asesor zonal del Movimiento Juvenil, presidió la Eucaristía que también concelebró el Párroco Miguel López, de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, de Quequén.

El padre Juan Cruz, quien realizó por primera vez esta marcha ya que es oriundo de Mar del Plata, donde se realiza la Marcha de la Esperanza, destacó en su homilía que “venimos a que María nos mire, lo necesitamos; queremos su mirada de Madre para que nos ayude a mirar como ella, que nos mira con amor a todos sus hijos, para sentirnos y sabernos hermanos de todos, sobre todo de los marginados, de los encarcelados y de los que tienen diversas necesidades.”

Anuncios