La diócesis peregrinó al calvario de Tandil

Como se realiza todos los años, el fin de semana anterior al Domingo de Ramos, se realizó ayer la peregrinación diocesana al calvario de Tandil. Presidió el via crucis y la eucaristía monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata. Llegados de todos los partidos de la diócesis, la Iglesia Católica de Mar del Plata se reunió a las puertas de la Semana Santa para rezar y compartir un encuentro fraterno a los pies de la cruz de Jesús.

Anuncios