El Hogar Nazaret trabaja a capacidad completa todo el año

Diariamente aloja a 60 personas en situación de calle.

Como lo viene haciendo desde diciembre de 2007, el Hogar Nazaret, ubicado en Balcarce 5036 dependiente de Cáritas Mar del Plata, ofrece un espacio de abrigo y contención a las personas en situación de calle. La actividad allí desconoce los feriados, y las diversas épocas del año. “Acá es lo mismo si hace frío o calor, porque siempre trabajamos a capacidad completa. Recibimos a la gente a las 6 de la tarde, con la merienda, se pueden bañar, les damos ropa limpia, duermen en una cama limpia, cenan, miran televisión, interactúan entre ellos. Y también tenemos también una trabajadora social, una psicóloga y una psiquiatra con quienes vamos haciendo un seguimiento para poder ayudar a cada persona que ingresa”, detalló Mirta Salas, encargada del Hogar Nazaret.

“En diciembre cumpliremos 10 años, y gracias a Dios este año, se sumaron muchos voluntarios, entre ellos gente de distintos ámbitos que nos ayudan con sus contactos. Para el hogar son personas que dan una mano y sobre todo calor humano; de esta manera también pudimos formar una comisión para los festejos de cumpleaños de la gente albergada y también en alguna otra fiesta que se presente. Los que están en el hogar ya los conocen, los reciben muy bien, charlan con ellos, los albergados están muy agradecidos, todas las noches aplauden en el momento de la cena por la comida que reciben pero sobre todo por los voluntarios que vienen a ayudar”, manifestó Mirta sobre las personas que con su tiempo, día a día, se van sumando a la tarea cotidiana.

El Hogar Nazaret actualmente está sostenido económicamente por Cáritas Mar del Plata y por el aporte solidario mensual de personas particulares. También desde hace años hay un convenio de cooperación con la Municipalidad de General Pueyrredón, que se recibe con atraso y sirve para solventar parcialmente los gastos del Hogar. “Hay ausencia del estado en todo sentido, no es sólo de ahora sino de siempre, pero no nos podemos quedar quietos esperando esa ayuda que recibimos, y seguimos trabajando como lo hace la Noche de la Caridad todas las noches”, resaltó la encargada del hogar.

La licenciada Silvia Álvarez, psicóloga; la licenciada Susana Fernández, trabajadora social y la médica psiquiatra, doctora Susana Acuña, conforman el equipo profesional que diariamente escucha, a las personas que se alojan en el hogar Nazaret: las contienen, las acompañan, las ayudan a encontrar las herramientas para poder cambiar su situación. “La gente recibe muy bien nuestro espacio, hay muy poquitos casos que muestran rechazo o resistencia. Nosotros los llamamos para hacer una entrevista y ver en qué podemos como equipo de trabajo, ayudarlos, desde gestionar un trámite o DNI o ser escuchados porque vienen de una historia compleja de angustia”, relató Silvia.

“En este lugar se los escucha y se los orientan, en general están desorientados desde su historia personal, no saben qué hacer y acá se les abren ciertas posibilidades que desconocen. Tratamos de generar el vínculo con ellos, brindarles el apoyo, y orientarlos. Desde mi rol de trabajadora social ofrezco las herramientas para direccionar el cambio en ellos, algunos demandan pero no hay respuesta, es decir que quedan esperando que uno sea el que les resuelva su tema, desde acá tratamos de que sean ellos mismos quienes se ocupen”, consideró Susana.

Finalmente Silvia destacó, “hay un porcentaje alto de personas que logran organizarse, vincularse otra vez con parte de la familia, logran tener un trabajo, no muy estable, porque es la realidad de la ciudad, pero sí logran ahorrar, alquilar una pieza, hay un pequeño proyecto que pueden gestionar ellos mismos. Realmente hay gente que se va de acá y se va muy bien”.

“Ahora que llega el frío pedimos frazadas además de las que utilizamos en el hogar, porque ayudamos a la ‘Noche de la Caridad’; también calzados de hombre, ropa de abrigo, ropa interior, medias. Artículos de higiene personal, limpieza, alimentos no perecederos, como siempre decimos todo lo que se necesite para una casa pero multiplicado por 60”, puntualizó Mirta Salas. Aquellos que deseen colaborar con el hogar, pueden acercar sus donaciones a Balcarce 5036 diariamente de 18 a 8, o también en Cáritas diocesana en Chacabuco 4850 de lunes a viernes de 8 a 14, o llamando al 475 6565. También desde la organización recordaron que hay un sistema de socios mensuales que hacen su aporte por tarjeta de crédito. Para más información www.caritasmardelplata.org.ar y en Facebook Cáritas Mar del Plata.

Anuncios