“Dejemos que Dios ilumine todas las realidades de nuestra vida, las buenas, las positivas y también los momento s más oscuros y de pecado”

Días atrás, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre presidió la celebración en honor a Nuestra Señora Stella Maris, en el templo que lleva su nombre ubicado en Brown y Viamonte. El templo se vio colmado de fieles, y la misa estuvo cargada de un significado especial, ya que se recordó especialmente a los tripulantes del submarino ARA San Juan, y también a otros marinos desaparecidos en el mar. Estuvo presente el intendente de la municipalidad de General Pueyrredón, doctor, Carlos Fernando Arroyo; y también representantes de la Armada Argentina y Prefectura Naval, ya que la Virgen Stella Maris es patrona de dichas fuerzas, participaron de la celebración, miembros de la comunidad educativa, fieles, turistas y por supuesto las hermanas Adoratrices que llevan adelante su tarea en el lugar.

"Celebramos al Señor, en este día donde nuestra mirada se va a Stella Maris, la estrella del Mar, la imagen de la Virgen que celebramos en esta fiesta cristológica de la presentación del Señor, y asociada a la Virgen de la Candelaria. Pensaba qué puede aunar todo lo que hoy celebramos, y les propongo el signo de la luz, presente en el Evangelio: "Cristo luz de las naciones"; la Virgen de la Candelaria asociada este misterio y la patrona de esta comunidad, la Estrella del Mar, que tiene que ver con la simbología de la luz. Me quedo con este símbolo, Cristo como luz, como estrella que ilumina el camino de nuestra fe", inició diciendo el obispo en su homilía.

Y más adelante Mestre remarcó "el gran desafío para nosotros hoy, tiene como común denominador, dejar que Dios ilumine todas las realidades de nuestra vida, las buenas, las positivas, las gozosas, los emprendimientos personales, familiares, pastorales que queremos encara; y más aún ‘Cristo, luz de las naciones’, que pueda iluminar los momentos más oscuros de la vida, las situaciones de pecado, y abandonarlas para que, reconciliados, caminemos en la vida, sostenidos por su gracia. Stella Maris, la madre de Dios, quiere ser guía en nuestro camino, para alejarnos de todo lo que nos aparta de Dios, del pecado".

Finalmente, sobre la dolorosa situación de los marinos y tripulantes del submarino ARA San Juan desaparecidos se preguntó, "¿qué decir ante la situación del ARA SAN Juan?: Decir que Cristo pueda ser luz en medio de la incertidumbre, dolor, en la combinación de esperanza y de decepción que anida en el corazón de nuestros hermanos. Y así podríamos hablar de muchas situaciones de dolor, de las que no somos responsables por nuestros pecados, sostengámonos bien fuerte de Cristo, luz de las naciones, que viene a iluminar nuestra existencia. Y les propongo que cada uno pueda pensar qué rincón de nuestro corazón, de nuestra vida, tendrá oscuridad y necesitará la luz de Jesús y de la guía de Stella de Maris", concluyó monseñor Mestre.

Durante el momento de las ofrendas, junto al pan y el vino, se llevaron varios presentes al altar, entre ellos una bandera argentina como signo de amor a la patria que fue entregada en manos del obispo por una familia amiga de uno de los tripulantes desaparecidos del ARA San Juan, también una carpeta con el proyecto de restauración del templo, y unas flores como ofrenda de la comunidad educativa.

Al finalizar la celebración se invitó a todos los fieles presentes, a la puerta de la Semana Vocacional diocesana, a rezar fervorosamente pidiendo por el aumento de jóvenes que se consagren al sacerdocio y a la vida religiosa.

Semana Vocacional diocesana

El fin de semana pasado comenzó la Semana Vocacional diocesana, con el mensaje del obispo, monseñor Gabriel Mestre. Hoy, lunes a las 20, en la Catedral, a las 20; el obispo presidirá el 20° aniversario del fallecimiento del Cardenal Eduardo Pironio y durante la eucaristía admitirá al seminarista Nahuel Dejean a las sagradas órdenes. También se podrá visitar la muestra con fotos, frases e información sobre la vida de quien fuera nuestro segundo obispo de Mar del Plata.

El 8 de febrero a las 20.30 habrá una adoración juvenil en las escalinatas de la Catedral, animada por la pastoral vocacional diocesana y el 9 de febrero a las 20, en la solemnidad de la dedicación de la Catedral, el obispo entregará el ministerio del acolitado a los seminaristas Juan Pablo Arrachea y German Kailer. La semana culmina con la colecta por las vocaciones el fin de semana del 10 y 11; y con la gran fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, con la misa presidida por el obispo a las 19 en la Gruta del puerto marplatense, junto a todos los fieles devotos de la Virgen.

> Todas las fotos en > https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1629005280521171.1073742023.882362491852124&type=1&l=4e7bc232f5

Anuncios