Se conformó e inició ayer el Tribunal Eclesiástico diocesano de Mar del Plata

De acuerdo a las normativas del papa Francisco, para el bien de todas las familias, ayer lunes 23 en la misa que presidió en la Catedral, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, dio inicio al Tribunal Eclesiástico diocesano. Al finalizar la homilía, juraron los miembros del nuevo tribunal conformado por laicos y también religiosos.

"El inicio del Tribunal Eclesiástico diocesano del obispado de Mar del Plata, se inserta en un marco profundamente pastoral y espiritual al servicio de las personas y las familias, no para generar más nulidades, sino para facilitar el proceso, y quitar los obstáculos como claramente pide el papa Francisco en el "MOTU PROPRIO" MITIS IUDEX DOMINUS IESUS, sobre la reforma del proceso canónico para las causas de declaración de nulidad del matrimonio en el código de derecho canónico fechado el 15 de agosto de 2015", dijo el obispo durante la homilía.

"El papa Francisco no busca favorecer la nulidades sino agilizar y quitar obstáculos para que aquellos que tengan que recurrir a éstas lo puedan hacer, siempre en el marco de la indisolubilidad del matrimonio cristiano y la promoción de la belleza del matrimonio y la familia cristiana", manifestó monseñor Mestre.

Finalmente, retomando las palabras del evangelio, y llevándolas al inicio del Tribunal Eclesiástico diocesano expresó, "la alegoría de la puerta de hoy podemos trasladarla al tribunal que tiene que ser claramente un servicio a los hermanos de nuestra Iglesia particular y ser puerta de acceso a la voluntad de Dios, a los caminos de Dios, al designio de Dios para cada familia muchas veces en circunstancias complejas con una historia que pueden tener dificultades en el horizonte y que reclama el servicio del tribunal y de toda la Iglesia, en esta perspectiva seria, de excelencia pero con una actitud espiritual y pastoral. Que la imagen de la puerta, del Evangelio de hoy, marque toda nuestra vida espiritual y pastoral, la vida de nuestra Iglesia diocesana y de manera particular del tribunal diocesano que hoy por gracia de Dios y por servicio de estos hermanos que generosamente donan su tiempo y energía se pone al servicio de nuestra Iglesia particular".

El Tribunal Eclesiástico diocesano está conformado por el Vicario judicial, pbro. Lic. Fabián Eduardo Yanes; como jueces el presbítero Lic. Ezequiel Eduardo Kseim y la licenciada María Alejandra Raynelli, serv.; como defensor del vínculo y promotor de Justicia, el presbítero Lic. Eduardo Juan Lloveras; como notaria y moderadora del tribunal, Marta Castagna, ocv; y como abogados Fernando Ramón Venanzi, María Marcela González, María Lorena Solavaggione y María Inés Antúnez.