Los #Trespuntitos del Domingo 29 de abril de 2018

>Escuchá el audio en
https://youtu.be/VwmL-Olu2jo

Domingo 5º de Pascua. 29 de abril de 2018

Primera lectura: Hch 9,26-31

Salmo: Sal 21,26b-28.30-32

Segunda lectura: 1Jn 3,18-24

Evangelio: Jn 15,1-8

Este Domingo y el próximo meditaremos la primera gran parte del capítulo 15 del Evangelio según San Juan. El texto de hoy presenta los ocho primeros versículos de dicho capítulo donde Jesús se autodefine como la vid verdadera. La vid era y es una planta común en Palestina que requiere muchos cuidados por parte del viñador dado las particulares condiciones climáticas de aquella región. El dueño del campo se “des-vivía” por el su vid. Cuando una rama no da uvas debe ser cortada. Cuando un sarmiento da frutos debe ser podado para que pueda dar más fruto todavía.

La primera parte de esta alegoría nos invita a meditar en tres puntos fundamentales sintetizados en tres palabras: PERMANECER, FRUTO, PODA.

1. PERMANECER en Jesús

2. Para dar mucho FRUTO

3. Sabiendo que la PODA nos fortalece

1. PERMANECER en Jesús

Entre los versículos 4 y 7 aparece 8 veces el verbo griego menein que significa “PERMANECER unido”. Además, también está presente 3 veces al final de la segunda lectura. El sentido de este verbo en su original griego no es tan estático y fijo como suena en nuestra lengua castellana. El verbo menein implica un PERMANECER unidos de manera dinámica, dialógica, marcado por “un ida y vuelta”. Se da así una relación de diálogo con el Señor de Tú a tú. El Señor PERMANECE en nosotros, nosotros debemos PERMANECER en Él.

¿Experimento desde la fe que el Señor PERMANECE siempre unido a mí? ¿Lo descubro especialmente en este Tiempo Pascual? ¿Busco PERMANECER unido a Jesús por la oración? ¿Cómo es mi oración? ¿Es vital, dialogante, fecunda, ungida…? ¿Es dinámica en ese “ida y vuelta” que se da en una verdadera relación de amistad? ¿Qué implica para mí hoy PERMANECER en Jesús? ¿Elijo sinceramente PERMANECER en Él?

2. Para dar mucho FRUTO

En el relato aparece 5 veces la palabra FRUTO, acompañada del verbo dar: dar FRUTO. Esto es lo propio de la vida cristiana: dar FRUTO, la fe que se expresa en el amor, la fe y las obras. Es un signo claro del que realmente permanece en Jesús. Si una persona dice que realmente está unida a Jesús, que permanece en Él vamos a encontrar en ella FRUTOS de amor, verdad, perdón, compromiso, diálogo, justicia, misericordia y paz. Dar FRUTOS es el signo distintivo de los auténticos profetas del Señor. En un mundo donde hay tantos “falsos profetas”, este es un muy buen criterio para discernir quién realmente nos habla en nombre de Dios.

¿Doy FRUTO de vida cristiana? ¿Qué FRUTOS de vida de discípulo de Jesús ven los demás en mí? ¿Qué FRUTOS he logrado dar por el poder de la gracia de Cristo en mi vida? ¿En qué ámbito de mi vida debo crecer para dar más FRUTO? ¿En dónde falta dar más FRUTO en mis ambientes habituales?

3. Sabiendo que la PODA nos fortalece

Al comienzo del relato se habla de la PODA. La PODA es la acción de recortar parte de los brotes o ramas de un árbol para que sea fortalecido y dé más fruto. En perspectiva simbólica, aplicada a la vida de las personas, la PODA es algo “doloroso” porque implica el corte de algo que nos pertenece. La PODA es similar a la imagen del grano de trigo que para dar fruto debe morir (cfr. Jn 12,24). Para que nuestra vida espiritual sea fortalecida el Señor permite la PODA, es decir alguna experiencia de cruz, dolor o sufrimiento que vivido desde Dios nos hace crecer y madurar. No siempre es fácil aceptar la PODA en la propia vida o en la vida de la persona que se ama. Pero la PODA siempre tiene un sentido pascual y de vida eterna.

¿Experimento la PODA de Dios en mi vida? ¿En qué circunstancias? ¿Cuál es mi actitud? ¿Me rebelo, me enojo, me disgusto, me deprimo…? ¿Vivo con Jesús mis experiencias de PODA? ¿Me dejo fortalecer por el Señor cuando experimento la cruz y la PODA? ¿Dejo que la PODA sea causa de crecimiento, fortaleza y maduración espiritual? ¿Ayudo a los demás en los momentos que están viviendo una situación de PODA?

+Mons. Gabriel Mestre

Obispo de Mar del Plata

Argentina

Domingo 5º Pascua Ciclo B 2018.doc