LOS #TRESPUNTITOS DE MONSEÑOR MESTRE PARA ESTE DOMINGO DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Domingo de la Ascensión del Señor.
13 de mayo de 2018

img 2635

Primera lectura: Hch 1,1-11
Salmo: Sal 46,2-3.6-9
Segunda lectura: Ef 1,17-23 o Ef 4,1-13
Evangelio: Mc 16,15-20

          Este Domingo celebramos la Solemnidad de la Ascensión del Señor. Siguiendo los detalles que nos narra la cronología particular del Evangelio de Lucas y del Libro de los Hechos, luego de las apariciones a sus discípulos, el Señor Resucitado, con su Cuerpo Glorioso sube al Cielo. Así lo celebramos en la Liturgia de la Iglesia.

          A la luz de este Misterio de la vida de Jesús, bien relatado en la primera lectura, y también mencionado en el Evangelio de Marcos de este Domingo, propongo estos tres puntos de meditación sintetizados en tres palabras de la misma Escritura: RESTAURAR, MIRANDO, VAYAN.

  1. “…¿es ahora cuando vas RESTAURAR el reino de Israel?…” (Hch 1,6)
  2. “…¿por qué siguen MIRANDO al cielo?…” (Hch 1,11)
  3. “VAYAN por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia…” (Mc 16,15)

1. “…¿es ahora cuando vas RESTAURAR el reino de Israel?…” (Hch 1,6)
A pesar de la fuerza de la resurrección los discípulos todavía están pensando con las categorías del mundo, de esta tierra. Piensan en una RESTAURACIÓN política de Israel y no en perspectiva de vida eterna. Todavía no entendieron que el reino de Jesús no es de este mundo, es una revolución, pero una revolución espiritual que tiene como signo distintivo el amor. Están con un pensamiento RESTAURACIONISTA en clave intramundana.

¿Estamos muy atados a los criterios del mundo? Siendo cristianos: ¿Vivimos nuestra existencia religiosa con criterios espirituales y de fe o tendemos a verlo todo con solo categorías humanas, sociales y políticas? ¿No se da muchas veces una suerte de “mundanización” de nuestra vida eclesial y comunitaria? ¿Hay tendencia RESTAURACIONISTA en mi vivencia de la fe?

2. “…¿por qué siguen MIRANDO al cielo?…” (Hch 1,11)
En esta frase de la Palabra asistimos a la realidad contraria del punto anterior. Los discípulos que se quedan MIRANDO al Cielo de forma estupefacta sin comprometerse con las realidades de la tierra y de la historia que les toca vivir. La fe cristiana en su esencia asume el tiempo, la realidad y la historia para “llevarlas” justamente al Cielo, es decir darles un sentido pleno desde Dios. Pero mientras transitamos esta historia no podemos dejar de comprometernos con las realidades de esta tierra.

¿Asumo, desde Dios, la realidad concreta de mi historia? ¿Busco transformar desde el Señor las realidades históricas de mi vida cotidiana: familia, amigos, ambiente…? En mi experiencia cotidiana de fe: ¿busco equilibrar “cielo y tierra”; oración y compromiso; vida espiritual y tareas apostólicas? ¿Tiendo a quedarme MIRANDO el cielo sin comprometerme con las realidades de esta tierra?

3. “VAYAN por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia…” (Mc 16,15)
Por último, en el Evangelio encontramos este imperativo de Jesús: VAYAN. ¿A dónde vamos? ¿A dónde se nos envía? A todo el mundo sin exclusión de raza, edad, cultura… En palabras del Papa Francisco: a todas las periferias geográficas y existenciales. ¿A qué VAMOS? A anunciar la Buena Noticia, es decir el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo: Él ha muerto y resucitado por todos y cada uno de nosotros, nos salva, nos perdona y nos da vida nueva. En palabras del Papa Francisco vamos a anunciar el Evangelio de la alegría y la misericordia.

¿Me dejo enviar por Jesús? ¿Qué implica para mí hoy el “VAYAN”? ¿A dónde me envía el Señor? ¿A quiénes me envía hoy? ¿Quiénes, de manera particular hoy en mi entorno están necesitando más claramente la presencia del Señor Resucitado que dé sentido a sus vidas? ¿A quiénes debo comunicar el Evangelio de la alegría y la misericordia?

+Mons. Gabriel Mestre
Obispo de Mar del Plata
Argentina.

13-060518-trespuntitos-obispo.jpg

Escuchá el audio por Marina Ibarlucea: TresPuntitos-Mestre-13MAY18
Descargá el archivo word aquí: Domingo Ascensión del Señor Ciclo B 2018

Anuncios