“La libertad de los hijos de Dios, solo Él nos la puede dar, si lo dejamos nacer en nuestro corazón”.

Monseñor Mestre celebró la misa en la cárcel de mujeres.

Ayer, en la Unidad Penitenciaria (UP) 50 de Batán, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata celebró la misa de Navidad con las presas del lugar. Durante la eucaristía bautizó a tres de ellas, confirmó a cinco y cuatro tomaron su primera comunión. Lo acompañó el presbítero Daniel Climente, capellán de la unidad, la hermana Helena Kuc delegada para la pastoral carcelaria y miembros de la pastoral.

Estuvieron presentes en la eucaristía la jefa del complejo, señora Claudia Díaz, el director de la UP 50 Roberto Martínez y los subdirectores Gabriel Godoy Nany y Cristian Aristegui, entre otros directivos que aprovecharon la ocasión para recibir la bendición del obispo y participar en la actividad. Monseñor Mestre regaló a los empleados y también a las privadas de libertad un pequeño niño Jesús que fue confeccionado por una abuela de Villa Gesell y también unas tarjetas con mensajes confeccionadas por niños de catequesis de la capilla Madre Teresa de Calcuta.

Durante la homilía, el obispo dijo a las mujeres “En el canto de entrada decíamos ‘brindemos hermanos por este anuncio de libertad’; la palabra libertad es fuerte para todos nosotros, pero aún más para ustedes y es lindo que podamos celebrar esa frase en este contexto de Navidad. El evangelio que proclamaba el padre Daniel recién, relata que nos ha nacido el Mesías, el Salvador, el que trae la Buena Noticia y es el que nos permite ser auténticamente libres” .

“¿Queremos ser libres de verdad? Abramos el corazón a Jesús que quiere nacer en esta vida y en nuestro corazón. Ahí brota la libertad interior que es lo más importante que tenemos, podemos estar adentro y ser libres, podemos estar afuera y no ser libres. Ustedes lo han experimentado como lo experimentamos los que estamos afuera también. La libertad que vale la pena es la capacidad de abrir el corazón de Jesús y dejar que hoy nazca en el corazón de cada uno de nosotros, y esto es común para todos los que estamos acá. La libertad de los hijos de Dios, solo Él nos la puede dar, si lo dejamos nacer en nuestro corazón”.

Finalmente concluyó “Jesús que quiere nacer en el corazón de ustedes las conectará con la familia, los hijos, los amigos y los que no estarán cerca físicamente en esta celebración de la Navidad. Sea cual fuere las situaciones de vida de ustedes, Él las hace libre desde la fe y en comunión afectiva con toda la familia y todos los hermanos”.

Mañana jueves 20, monseñor Mestre presidirá la misa de Navidad en la Alcaidia Penitenciaria 44 y el próximo viernes 28, también celebrará con los presos de la Unidad Penitenciaria 15.

> Mirá el video en > https://youtu.be/AxevTtTuJf4

> Todas las fotos en > https://www.facebook.com/pg/iglesia.mdp/photos/?ref=page_internal