Encuentro del Obispo con representantes de movimientos, Asociaciones e Instituciones

El viernes 5 de julio, Monseñor Gabriel Mestre se reunió con movimientos, asociaciones e instituciones que forman parte de la vida de la Iglesia local. El Encuentro comenzó con la celebración de la Eucaristía en la Catedral, concluyendo con una bendición especial a todos los delegados. Luego en el Aula Mons. Pironio del Cedier, se dio lugar a una reflexión del Mons Mestre sobre el Sínodo y la importancia de afirmar con claridad que los movimientos son “Iglesia Diocesana” y valorando su participación eclesial.

El objetivo de este encuentro fue seguir profundizando en la mística sinodal y la necesidad de involucrarse activamente en el proceso pedagógico pastoral que el Sínodo ofrece, así lograr una mayor comunión y participación, aportando a la Iglesia Particular lo específico de cada movimiento, asociación o institución. Profundizó en la Carta Pastoral 19-20 “Vivencia, Transmisión y compromiso de la Fe”. Destacó el compromiso laical y la necesidad de toda la Iglesia diocesana de renovar el Kerygma. Participaron delegados de 25 movimientos de toda la diócesis.

Posterior a la presentación del Obispo se hizo un trabajo en grupos. La mayoría de los movimientos afirmó que se siente parte de la Iglesia Diocesana, pidiendo que haya más comunicación, y una mejor coordinación, así poder incentivar y motivar para intercambiar ideas y opiniones en este caminar juntos. Ofreciendo el carisma de cada movimiento al servicio de la Iglesia Diocesana, difundiendo los distintos eventos de cada movimiento. Muchos destacaron que en estos últimos tiempos hubo una gran apertura y posibilidad de participación.

Monseñor Gabriel Mestre habló de lo importante que es este camino sinodal, y ver como positivo el gran protagonismo laical, siendo una gran riqueza, teniendo que asumir de manera saludable una cierta tensión entre lo territorial y lo ambiental. La tensión es parte de la vida de la iglesia, pero hay que ser realistas, y se debe crecer en la reciprocidad para superarla.

Del trabajo de los grupos surgieron varias propuestas que se seguirán trabajando. Se concretó en hacer una reunión con un representante de cada Movimiento, Asociación o Institución que se va a realizar el día 9 de agosto a las 18 horas. Así conformar un espacio de trabajo en conjunto y coordinación, para poder organizarse y desarrollar diversas iniciativas que se irán logrando con el tiempo. Esto garantizará la comunión de los movimientos entre si y con el resto de las estructuras Diocesanas. También se podrá designar los representantes de los movimientos para el Consejo Pastoral Diocesano que se está conformando.

La jornada concluyó con el rezo de la Oración para el Sínodo y la bendición del Obispo.

¡Gracias por la información y las fotos al padre Pablo!