Los seminaristas de la diócesis visitaron Santa Clara del Mar

Desde el jueves 18 y hasta el lunes 22 de julio, los seminaristas estuvieron de convivencia de invierno en la Parroquia Santa Clara de Asís, en la ciudad de Santa Clara del Mar. Como todos los años, el Obispo designa una Parroquia para que los futuros presbíteros puedan encontrarse con la comunidad, con el Cura Párroco y con todas las realidades que la extensa geografía de la diócesis ofrece.

A lo largo de los días se fueron desarrollando diferentes actividades. El día jueves, tras la llegada desde la ciudad de La Plata, el párroco del lugar, el Pbro. Juan Andrés Rosso les hizo un breve recorrido por la ciudad y luego ofreció un compartir con él y con el Pbro. Luis Albóniga, vicario general de la diócesis y encargado de los seminaristas.

El día viernes por la mañana, los seminaristas visitaron diferentes familias de la comunidad. Allí, pudieron conocer sus inquietudes, las necesidades propias de la comunidad y la forma en que se vinculan con la fe. Por la tarde, participaron de la celebración eucarística que Monseñor Mestre presidió en la ciudad de Villa Gesell con motivo de la ordenación diaconal de Marcelo Benavidez.

El día sábado por la mañana, junto a los agentes de la pastoral de la salud, se visitaron a los miembros de la comunidad que se encuentran enfermos o imposibilitados de acercarse a las celebraciones. Por la tarde se recorrieron otras localidades que componen la parroquia: Santa Elena, Mar del Cobo y Mar chiquita. Allí se compartió con los niños de catequesis, se participó de la Misa y se dialogó con los miembros de la comunidad.

El domingo por la mañana Monseñor Gabriel presidió la misa da horario. Pese a la adversidad climática, muchísimo fieles se acercaron para compartir con el Obispo y los seminaristas. Por la noche se realizó un encuentro con los jóvenes de la comunidad, dónde se vivió un fuerte momento de adoración Eucarística, juegos y un fructuoso compartir.

Finalmente el día lunes, junto a varios sacerdotes de la diócesis y con una misa de acción de gracias presidida por Monseñor Gabriel y con un posterior asado ofrecido por la comunidad, se finalizó el encuentro.

A lo largo de los días, en cada almuerzo y cena, los seminaristas pudieron compartir con los diferentes grupos y miembros de la comunidad. En un clima de diálogo sincero, abierto y profundo.

Los seminaristas agradecen nuevamente a la comunidad parroquial y de forma especial al Padre Juan Andrés por estos día compartidos.

¡Gracias Juan Marcos por la info y fotos!