LA JUVENTUD CATÓLICA INVADIÓ QUEQUÉN

Más de 600 jóvenes de la diócesis de Mar del Plata se convocaron en la 51 INVASIÓN DE PUEBLOS.

Con la presencia de jóvenes de las distintas comunidades de la zona, el padre obispo Mons. Gabriel Mestre, inauguró el encuentro juvenil en la ciudad del sur de la diócesis, animados por la presencia de sacerdotes diocesanos, religiosos y religiosas, funcionarios municipales y también provinciales.

En el Instituto Divino Maestro de Quequén se realizó la concentración con la bienvenida, la presentación de la ciudad y la animación tan característica marcada por la alegría y los colores de cada zona pastoral. La comunidad de Nuestra Señora de la Merced y de todo Quequén recibió a los chicos con mucha alegría. 

La primera jornada de ayer, entre bailes, dinámicas y canciones, contó con la presencia del padre obispo Gabriel, el párroco del lugar Mario Fernández, el intendente del partido de Necochea, Facundo López y el encargado del Movimiento Juvenil Diocesano el Padre Raúl “Pocho” Escudé, junto al resto de la comisión coordinadora, además de sacerdotes que acompañan a los jóvenes, fieles que se acercaron a compartir y los seminaristas que se sumarán en esta invasión.

Mons. Mestre animó a los jóvenes a “Vivir en abundancia. En los momentos de cachengue, cachengue en abundancia; en los momentos de misión, misión en abundancia; en los momentos de oración, oración en abundancia; en los momentos de compartir con el hermano, compartir en abundancia; y en los momentos de reflexión, reflexión en abundancia”. Luego, acompañó con algunas coreografías a los jóvenes.

El Padre “Pocho” Escudé, en su bienvenida, insistió a los jóvenes en la frase del Papa Francisco: “Cristo vive y te quiere vivo”. La comunidad, en la palabra del párroco Mario Fernández, agradeció la presencia de los jóvenes y recalcó la alegría de preparar esta invasión. También les dieron la bienvenida el intendente y la coordinadora del Movimiento Juvenil Diocesano.

Otra fiesta comenzó con la llegada de la imagen de la Virgen de Luján, patrona del MJD, que acompaña cada invasión, acompañada por el canto surgido naturalmente de “María está pasando por aquí”. Los jóvenes en Quequén siguen rezando por esta invasión y por todos los jóvenes de la diócesis.

Hoy sábado continuarán con un intenso programa de talleres de trabajo, charlas y reflexiones. Una marcha por la ciudad jalonará la jornada de hoy. Mañana domingo a las 16 se realizará la Misa final de despedida hasta el próximo año de Invasión de Pueblos.

(Agradecemos a Agustín la cobertura).