ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES CONSAGRADAS A DIOS, MAR DEL PLATA, 11 AL 14 DE OCTUBRE

Del 11 al 14 de octubre se realizará en Mar del Plata el encuentro Nacional de la Orden de Vírgenes Consagradas a Dios.

Mujeres consagradas del Orden del Virginun de todo el país vendrán a la ciudad para sumarse a los trabajos preparatorios del Sínodo Diocesano bajo el lema “Juntas en la audacia del Espíritu”.

Desde los tiempos apostólicos, las vírgenes cristianas son mujeres llamadas por el Señor para consagrarse a El enteramente con una libertad absoluta de corazón, de cuerpo y de espíritu. Ellas han tomado la decisión, aprobada por la Iglesia, de vivir en estado de virginidad “a causa del Reino de los cielos”.

Durante su encuentro en Mar del Plata estarán acompañadas por el Arzobispo de Bahía Blanca, Mons Carlos Aspiroz Costa y el Vicario General de la diócesis, Pbro Dr. Luis Albóniga, quienes ofrecerán reflexiones sobre la nueva instrucción del Ordo Virginum, “Eccesiae Sponsae Imago”, asimismo realizarán una jornada de oración y luego abordarán un programa de profundización de la vocación que las convoca.

Las vírgenes han formulado el propósito santo de seguir más de cerca a Cristo, son consagradas a Dios por el Obispo diocesano según el rito litúrgico aprobado, celebran desposorios místicos con Jesucristo, Hijo de Dios, y se entregan al servicio de la Iglesia”. Por medio este rito solemne (“Consecratio virginum”, “Consagración de vírgenes”), “la virgen es constituida en persona consagrada” como “signo transcendente del amor de la Iglesia hacia Cristo, imagen escatológica de esta Esposa del Cielo y de la vida futura”

La inserción y proyección en la Iglesia de las Vírgenes Consagradas lo es también en la iglesia universal, mediante su oración y su fidelidad  al magisterio.

Las mujeres que son admitidas y consagradas por el Obispo diocesano conforme al rito litúrgico aprobado, viven inmersas en el mundo secular, solas o con sus familias y sustentándose mediante su propio trabajo.

De este modo el Orden de las Vírgenes constituye una forma estable de vida consagrada reconocida por la Sede Apostólica y cuenta en Argentina con alrededor de doscientas vírgenes consagradas.

IMG-20191009-WA0006

Anuncios