LOS #TRESPUNTITOS DE MONSEÑOR GABRIEL MESTRE FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR. DOMINGO 2 DE FEBRERO 2020

Fiesta de la Presentación del Señor.
Domingo 2 de febrero de 2020

Primera lectura: Mal 3,1-4 | Salmo: Sal 23,7-10 | Segunda lectura: Heb 2,14-18 | Evangelio: Lc 2,22-40 (o bien, más breve: Lc 2,22-32)

El 2 de febrero la Liturgia de la Iglesia celebra la Presentación del Señor. Por ser una Fiesta Cristológica tiene prioridad sobre el Domingo del Tiempo Durante el Año y es así que entonces la celebramos con toda solemnidad el Día del Señor.

A la luz de los textos bíblicos y de la totalidad de la Fiesta de la Presentación del Señor, propongo tres breves puntos para meditar sintetizados en tres palabras: PECADORES, LUZ, SIMEÓN.

 

  1. Jesús solidario y cercano con los PECADORES
  2. Cristo es fuego y es LUZ
  3. Imitar al anciano SIMEÓN

bannerTRESPUNTITOS-MESTRE

  1. Jesús solidario y cercano con los PECADORES

Esta fiesta es un eco de la celebración de la Navidad que compartimos hace un poco más de un mes. Queda en evidencia la solidaridad de Jesús con los PECADORES dado que participa de la condición humana para así liberar a la humanidad PECADORA. Siendo Dios y Señor, sin PECADO, se hace semejante a nosotros para poder expiar nuestros PECADOS. En cuanto ser humano, Jesús estuvo totalmente sometido a la ley, para ayudarnos a nosotros que estamos sometidos a las pruebas y a la realidad de sucumbir a la tentación y caer en el PECADO. El Señor es el sacerdote perfecto que está cercano y es solidario con los PECADORES, no para dejarnos en el PECADO, sino para rescatarnos y llevarnos a una vida nueva.

¿Descubro que soy un PECADOR? ¿Valoro que Dios se encarna, muere y resucita para salvarnos del PECADO? ¿Qué implica para mí ser discípulo de un Dios que en su providencia es solidario con la humanidad PECADORA? ¿Siento realmente que Jesús siempre está cerca de mí para liberarme del PECADO? ¿Veo en Jesús al “Médico Divino” que siempre me sana de las heridas y enfermedades espirituales?

 

  1. Cristo es fuego y es LUZ

En conexión teológica y espiritual con la Navidad esta Fiesta es también fiesta de la LUZ. Lo dice con claridad el anciano Simeón: el Niño Jesús es “LUZ para iluminar a las naciones”. Cristo como LUZ hoy quiere iluminar las tinieblas y oscuridades de nuestra vida y nuestro mundo. El Señor es LUZ que señala el único camino para la plenitud y la felicidad. ¡Cuánta LUZ hace falta en nuestro mundo contemporáneo! En la línea de ser LUZ también aparece en la primera lectura la imagen del fuego. En este sentido debemos dejarnos purificar por el fuego santo de Dios. Que el Señor y Mesías nos purifique como el oro y la plata en el crisol liberándonos de nuestras faltas y pecados.

¿Dejo que Cristo sea fuego y LUZ de mi vida? ¿Dejo que como LUZ ilumine el camino de mi existencia? ¿Le presento al Señor mis oscuridades y tinieblas para que Él como LUZ divina las pueda iluminar? ¿Me someto al fuego purificador de la presencia de Cristo en mis debilidades cotidianas?

 

  1. Imitar al anciano SIMEÓN

En el Evangelio aparece el anciano SIMEÓN como figura destacada. Vale la pena que en un momento también hagamos foco en SIMEÓN y nos dejemos interpelar por las características que enriquecen su vida en el texto evangélico de hoy. Somos invitados a imitar lo que SIMEÓN nos sugiere dentro de nuestros límites humanos. Las características las sintetizaría en cinco. SIMEÓN es: 1) justo y piadoso, 2) espera el consuelo de Dios, 3) el Espíritu Santo está en él, 4) se deja conducir por el mismo Espíritu, 5) alaba a Dios. Nuestra vida debería estar sellada por estas actitudes que engalanan la existencia del anciano SIMEÓN. ¡Que con la gracia de Dios las podamos cultivar y desarrollar siempre en nuestra vida! ¡Que en nuestros propios contextos podamos ser hombres y mujeres con una fe tan íntegra como la de SIMEÓN!

¿Qué me resulta más significativo de las virtudes de la vida del anciano SIMEÓN? ¿Busco ser justo y piadoso en mi vida cotidiana? ¿Espero el consuelo de Dios? ¿Dejo que el Espíritu Santo habite mi corazón y me dejo conducir por el mismo Espíritu? ¿Intento alabar siempre a Dios como lo hace SIMEÓN en el Templo?

 

+Mons. Gabriel Mestre

Obispo de Mar del Plata

Argentina

 

Descargalo aquí: Domingo Presentación del Señor 2020
Escuchalo aquí: Mestre #los3Puntitos – Domingo Presentación del Señor 2020