“NO ES DIGNO SOBREVIVIR EN LA MISERIA”

Dijeron en una visita al basural de Mar del Plata el Obispo Gabriel Mestre y el premio nobel de la paz Adolfo Perez Esquivel. Fuerte compromiso de Perez Esquivel con la ciudad.

Continuando con las tareas de promoción social integral de las personas en las periferias en situación de vulnerabilidad que lleva adelante el Obispado junto a otras instituciones de la ciudad, hoy los Integrantes de Mesa de Dialogo por la Dignidad de las Periferias participaron con el Obispo y el premio nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, de una visita de trabajo al predio de disposición final de residuos de Mar del Plata.

En un contacto con la prensa Perez Esquivel manifestó que por las condiciones de las personas que viven de la basura “hablé con el Ministro Daniel Arroyo para pedirle que las políticas públicas lleguen hasta aquí, al basural. Voy a hablar con el Presidente Fernández próximamente y le voy a contar de las necesidades de esta diócesis. Necesitamos políticas públicas y solidaridad de la gente para ayudar a los que menos tienen”.

A su turno el padre Obispo Mestre agradeció a Adolfo Pérez Ezquivel esta visita de trabajo junto a la Mesa de Diálogo por la Dignidad “porque sirve para darle visibilidad, para crecer en justicia y superar el descarte de personas que no tienen como vivir si no fuera por lo que recuperan revolviendo todos los días la basura. La presencia de CEAMSE fue positiva y comenzó a cambiar el predio pero la gente sigue trabajando en condiciones de indignidad”.

Luego la Hna. Marta afirmó que “es necesario seguir trabajando en estos temas de la pobreza para darle oportunidades y dignidad a las personas”.

“Vemos buena disposición del municipio para ayudar en estos temas, pero hablé con María, una mujer que hace 22 años que vive en el basural, tenemos que terminar con esto, no puede haber personas descartadas de la ciudad. Felizmente estamos en buen diálogo con los estamentos políticos para avanzar, es una alegría saber que ya no hay niños en el basural”, dijo el Obispo Gabriel.

Finalmente el premio nobel Esquivel dijo que “nadie debe sobrevivir en la miseria, eso no es dignidad. En Argentina faltan muchas cosas, pero lo peor es la desigualdad y el hambre de muchos argentinos. Y este gobierno actual en la nación tiene una mirada interesante sobre las políticas públicas y esperemos que puedan generar condiciones de vida digna”.