LOS #TRESPUNTITOS DE MONSEÑOR GABRIEL MESTRE. DOMINGO 1º DE CUARESMA CICLO A. 1º DE MARZO DE 2020

Domingo 1º de Cuaresma Ciclo A. 1º de marzo de 2020

Primera lectura: Gn 2,7-9; 3,1-7 | Salmo: Sal 50,3-6a.12-14.17 | Segunda lectura: Rom 5,12-19 o bien 5,12.17-19 | Evangelio: Mt 4,1-11

Una vez más estamos comenzando el santo tiempo de la Cuaresma. Tiempo de gracia y conversión, tiempo propicio para dejarse reconciliar con el Señor. Como todos los años el primer Domingo contemplamos las tentaciones del Señor en el desierto. El Evangelio de Mc nos presenta un relato acotado de dicho acontecimiento. Mt y Lc desarrollan con más claridad las instancias de estas primeras tentaciones de Jesús. De hecho los relatos de estos dos evangelistas, Mt y Lc, son muy similares. Este año, en el ciclo A, contemplamos el relato de Mateo.

Podríamos meditar en varias direcciones sobre este momento de la vida del Señor. En esta oportunidad me concentro en tres aspectos que sintetizo en tres palabras: RAÍZ, TIPOS, TRIUNFAR

  1. La RAÍZ de toda tentación
  2. TIPOS de tentación en nuestra vida hoy
  3. Con Cristo TRIUNFAR en la tentación

bannerTRESPUNTITOS-MESTRE

La RAÍZ de toda tentación

Mirando la primera lectura podemos inferir que la soberbia es la RAÍZ de toda tentación pecaminosa. El querer ser “como dioses” que la serpiente le dice a la mujer simboliza esta RAÍZ negativa de la humanidad que se desborda, quiere pasar su límite buscando ocupar el lugar del mismo Dios. Por eso, la soberbia bien comprendida, es mucho más que un simple acto impetuoso o un exabrupto. En línea con la segunda lectura podemos ver la RAÍZ de la tentación es la “desobediencia”. San Pablo nos ilustra con una profunda reflexión teológica que tiene implicancias muy directas para nuestra vida. Una vez más, la desobediencia es mucho más que no respetar alguna regla secundaria, la desobediencia tiene que ver con una rebelión profunda al mismo Dios y su proyecto para nuestra vida. Por eso en la RAÍZ de la tentación está siempre esto de rechazar a Dios y su sueño para nuestra vida.

¿En qué está ENRAIZADA mi vida hoy? ¿Cuáles son las RAÍCES de mi interioridad? ¿Existen RAÍCES de soberbia y desobediencia en mi corazón? ¿Qué implica para mí hoy la palabra tentación?

 

  1. TIPOS de tentación en nuestra vida hoy

Sabemos que el Señor fue tentado a lo largo de toda su vida; sabemos que fue tentado de diferentes formas; sabemos también que este relato evangélico de las tentaciones de Jesús es una síntesis de esta experiencia de tentaciones que tuvo el Maestro. Por eso es muy provechoso para nuestra vida espiritual que podamos espejarnos con esta realidad de Jesús y revisar nuestra vida actual para preguntarnos qué TIPO de tentaciones podemos tener hoy. A lo largo del tiempo, en las diversas coyunturas de la vida, los TIPOS de tentación pueden ir cambiando. Las tentaciones del poder y tener, como ejes principales, se actualizan en nuestra vida en distintos TIPOS de tentaciones más o menos visibles, más o menos sutiles, que siempre tienen como raíz apartarnos de Dios y su camino.

¿Qué TIPO de tentaciones estoy experimentando en este momento de mi vida? ¿Cuáles me afectan más…?, ¿por qué? Mirando mi vida pasada: ¿cómo me he comportado ante los distintos TIPOS de tentaciones que he vivido? Mirando mi futuro inmediato: ¿qué TIPO de tentaciones podrán ser más intensas en mi vida?

 

  1. Con Cristo TRIUNFAR en la tentación

Cristo fue tentado a lo largo de su vida de muchas formas y, en todos los casos, TRIUNFÓ sobre la tentación. No dejó que satanás lo apartara de la voluntad del Padre Eterno. Jesús TRIUNFA claramente en el relato evangélico que hoy contemplamos. En su TRIUNFO, está nuestro TRIUNFO sobre la tentación. Por eso, una y mil veces debemos recordar que solo en Cristo está garantizado el TRIUNFO sobre las tentaciones de nuestra vida. No nos concentremos solo en que el Señor es tentado, animémonos a contemplar el TRIUNFO de Jesús sobre la tentación. Dice San Agustín: “¿Te fijas en que Cristo fue tentado, y no te fijas en que venció la tentación? Reconócete a ti mismo tentado en Él, y reconócete también a ti mismo victorioso en Él. Hubiera podido impedir la acción tentadora del diablo; pero entonces tú, que estás sujeto a la tentación, no hubieras aprendido de Él a vencerla”. Que el santo tiempo de cuaresma sea una gran oportunidad para que con Cristo TRIUNFEMOS en las tentaciones de nuestra vida.

¿Doy gracias a Dios por su TRIUNFO sobre el mal y el pecado venciendo la tentación? ¿Busco unirme a Cristo para vencer la tentación? ¿Encuentro en la gracia del Señor la fuerza necesaria para TRIUNFAR sobre toda tentación? ¿Qué puedo hacer en este tiempo de cuaresma 2020 para vencer la tentación?

“No nos dejes caer en la tentación…” (Mt 6,13).

“Hasta ahora, ustedes no tuvieron tentaciones que superen sus fuerzas humanas. Dios es fiel, y él no permitirá que sean tentados más allá de sus fuerzas. Al contrario, en el momento de la tentación, les dará el medio de librarse de ella, y los ayudará a soportarla” (1Co 10,13).

“Hermanos, si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedes, los que están animados por el Espíritu, corríjanlo con dulzura. Piensa que también tú puedes ser tentado” (Gal 6,1).

“Nadie, al ser tentado, diga que Dios lo tienta: Dios no puede ser tentado por el mal, ni tienta a nadie, sino que cada uno es tentado por su propia concupiscencia, que lo atrae y lo seduce” (Sant 1,13-14).

+Mons. Gabriel Mestre

Obispo de Mar del Plata

Argentina

 

Descargalo aquí: Domingo 1º de Cuaresma Ciclo A 2020

Escuchalo aquí: Mestre #los3Puntitos – Domingo 1º Cuaresma Ciclo A 2020